.

Textos y fotografías de una realidad donde nada es lo que parece
.
.
.

Cuestión de compañía

 



Un 13 de julio nací en Córdoba. En un barrio obrero; en el seno de una familia de buena gente y trabajadora. Este ha sido el mejor regalo que me ha dado la vida.

Hoy en mi aniversario recuerdo el día en que, después de muchos años, volvimos a nuestro barrio. Mi madre quería ver una vez más, la casa donde habíamos vivido antes de trasladarnos a Madrid.

Reproduzco el relato que publiqué en aquella ocasión. Es un hecho verídico, sí, mi familia es así y va en su honor.

 

 




Hace unos meses, durante el derribo de una casa de la antigua calle Avenida de la Diputación 19, ahora Acera del río, del barrio Campo de la Verdad, Córdoba, fueron encontrados restos humanos de la Edad del Bronce. Se trata de un hombre adulto y de un niño, así como instrumentos asociados al trabajo del metal. A este adulto se le ha llamado “el cordobés más antiguo” porque es el más antiguo de los hallados en Córdoba.

 

Esta noticia no tendría para mí más relevancia que la arqueológica si no fuese porque un 13 de Julio mi madre me daba a luz en una de las habitaciones de esa misma casa.

Puedo asegurar y aseguro que jamás notamos poltergeist alguno, muy al contrario, fuimos nosotros, mi familia, quienes involuntariamente molestamos de forma continuada a esas personas que, estoy segura, estarían de nosotros hasta la mismísima coronilla (si es que en esa época ya se tenía coronilla).

Vivimos allí durante siete años, en los últimos cuatro ya había nacido yo. Una casa alegre, repleta de niños, nosotros tres y los de todo el barrio que acudían todas las tardes a la hora de la merienda (sobre todo a esa hora).

Mi hermana a esta noticia dice que los cordobeses son unos “exageraos”, que los huesos seguramente son aquellos de aceituna que ella tiraba al patio. Para más inri, asegura recordar que tenía varios muñecos a los que les faltaban los brazos y que por mucho que buscó, nunca llegó a encontrar, que seguro son esos. Pero yo no creo probable ninguna de las dos hipótesis.

Nos hemos enterado de la noticia cuando hace unos días mi familia y yo decidimos ir a Córdoba para rememorar nuestros orígenes. Hasta ahora viajábamos hasta allí, pero no llegábamos a cruzar el rio, que es donde se encuentra el barrio.

La verdad es que nos causó sorpresa cuando ya estando en la misma calle donde estaba ubicada nuestra antigua casa encontramos un solar. Mi madre reconoció el lugar, estaba segura de que era allí donde se encontraba la casa, así que cruzó para preguntar a una trabajadora del ayuntamiento que estaba en la acera de enfrente.

Cruza, le pregunta y con las mismas vuelve hacia nosotros y nos dice con toda naturalidad (mi madre es así):

—Me ha dicho esa chica que sí, que es el derribo de nuestra casa, del antiguo 19 y que se han encontrado allí muchos muertos.

Nos lo dice así, a bocajarro y claro, inmediatamente empezamos a mirarnos las caras entre nosotros de forma sospechosa, incluso yo llegué a exclamar: «A ver quién de vosotros fue, yo no porque tenía cuatro años».

Luego en un bar de la zona nos especificaron que eran restos de hace unos 3600 años, con lo cual nos tranquilizamos y volvimos a recobrar la confianza los unos en los otros.

No dejo de pensar cuando mi padre llenaba de agua el patio para que todos los niños jugásemos, con razón el hombre encontrado está en postura fetal, vaya humedad que estaba soportando. La verdad es que estaría diciendo: «Esta gente… me ca.. en to lo que se menea». Pobrecito, con lo mala que es la humedad para los huesos.

De ruido no te quiero contar, teniendo en cuenta que la única televisión que había en todo el barrio era la que mi padre compró, y que mi madre diariamente se encargaba de difundir la programación para que los demás vecinos viniesen a mi casa, si, como quien va al cine pero gratis, porque en aquel entonces los vecinos eran como familia así que se compartía lo que se tenía, o al menos nosotros así lo hacíamos. Y mientras, los de allá abajo aguantando los dibujos animados, las películas del oeste y las de romanos. Vaya tela.

Por no mencionar que mi hermana cogía con las manos unos zapatos de tacones y jugaba a taconear en el suelo a todas horas, y ellos, según la profundidad del hallazgo, a 50cm de ras de  suelo, porque esas casas no tenían cimientos, tendrían la oreja pegada a los taconazos de mi hermana. Desde luego tienen el cielo ganado.

Lo que sí me mosquea es que mi hermano no encontrara nada. Cuenta la familia que de pequeño desconchaba las paredes y se entretenía con demás «juegos arquitectónicos». Después de conocerle tantos años, pienso que algo debió encontrar pero guardó silencio, mi hermano siempre ha sido muy negociante y lo mismo pactó algo en su momento con ellos. Ahora que lo pienso, siempre ha sabido mucho de historia antigua…

Pues allí nos quedábamos en la misma orilla del río Guadalquivir, por la noche la calle a oscuras porque no estaba alumbrada, era todo tierra y a esto cuántas veces ha dicho mi tía:  «No teníamos miedo, tu padre venía tarde de trabajar y tu madre y yo nos quedábamos solas con vosotros tres, niños como erais» Aquí es donde se hace realidad el dicho de «lo atrevida que es la ignorancia» ¡ellas sin saber lo que tenían debajo de la cocina!

Como mi madre dice: «qué acompañaitos estábamos».

 

 

 

 

Fotografía de portada y texto de ©Manuela Fernández Cacao. Todos los Derechos Reservados.

 

 

 

 

46 comentarios:

  1. ¡Feliz cumpleaños, Manuela! Es que Córdoba es lo que tiene, que excavas un poquito y te salen los tesoros de topo tipo por las orejas. Lo sé porque he vivido allí muchos años, mi hija nació en el Reina Sofía, y mi familia paterna, y mis hermanos, nacieron en la provincia, en Nueva Carteya. Además, yo he vivido también en varios municipios, del norte y sur de la provincia. Desde allí me vine a vivir a Madrid. Me encanta Córdoba y estoy deseando regresar, en cuanto las cosas se estabilicen un poco más.
    Feliz día de tu cumpleaños. Espero que lo estés disfrutando mucho.
    ¡Hasta pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mari Carmen Polo
      Yo voy a Córdoba pero no a mi barrio, en una sola ocasión lo visité de mayor, por curiosidad; pero mi madre quiso ir y donde manda capitán no manda marinero :))
      BEsis.

      Eliminar
  2. No todo el mundo puede presumir de algo así. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola Manuela.. Muchas felicidades por tu aniversario. Es bueno recordar vivencias y anécdotas según pasan los años son nuestro patrimonio humano, ese que nadie nos puede arrebatar. A veces no conoces el verdadero valor de un momento hasta que se convierte en memoria..
    Un abrazo y felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. llorenç Gimenez
      La verdad, a mi no me gusta mirar hacia atrás, las ausencias duelen. Pero mi madre, al poco de faltar mi padre quiso ir y allí que nos fuimos ¡faltaría más!
      ABrazos

      Eliminar
  4. Queda más que patente que hay que temer a los vivos. A los muertos, si los dejas en paz, en paz te dejan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cabrónidas
      Firmo lo que has dicho: si los dejas en paz, no te molestan. Pero los vivos hay quienes aún dejándolos siguen erre que erre.
      SAludos.

      Eliminar
  5. Cuando hay una buena infancia,vale la pena recordar,FELIZ CUMPLEAÑOS!!!abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fiaris
      Mi infancia ha pecado de buena, no sé qué he podido hacer en otra vida para merecerme a mi familia.
      BEsis.

      Eliminar
  6. Felicidades. Buenos tiempos siempre. Solo queda lo bueno.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Los que vivimos nuestra infancia en un barrio humilde de los años 60 entendemos tu historia, esos años de infancia y juventud que nos traen a menudo los recuerdos de aquellos años de miseria, pero felices al fin y al cabo, éramos niños y todo nos parecía bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Matías
      Mi padre de pequeño solo tenía aceitunas para comer, y luchó por dar carreras a sus hijos y que no les faltara nada. De él es el mérito. Yo tenía de todo, pero sobre todo tenía agradecimiento de lo que hacían por mi, por mis hermanos. Nunca hemos pasado penurias, al contrario, nos hemos dado el lujo de compartir lo que con el esfuerzo de mi padre venia a casa. Es una buena fórmula para ser feliz.
      BEsisssss....

      Eliminar
  8. Un texto muy simpático que reproduce fielmente las sensaciones encontradas que uno tiene cuando vuelve a su lugar de origen, sea una ciudad o un barrio, y se da cuenta de lo que ha cambiado. La memoria, sin embargo, nos hace revivir todos los sucesos y anécdotas de nuestra infancia y entonces las recordamos con cariño.
    Esos restos humanos de hace milenios seguro que estuvieron bien guardaditos bajo vuestros pies y cuando los descubrieron, de haber podido hablar, habrían contado maravillas de tu familia, je,je.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Josep Mª Panadés
      Pues la verdad es que se estarían partiendo de risa porque mi familia es alegre y simpática, no te digo en aquellos años en los que estábamos todos...
      ABrazos.

      Eliminar
  9. Que buena historia, Manuela. No somos conscientes de ello, pero caminamos sobre nuestros antepasados.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángel
      Cierto, no hemos venido de la nada, hay todo un hilo conductor que nos lleva bastante lejos.
      BEsis.

      Eliminar
    2. Feliz cumpleaños aunque ya haya pasado.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Lo primero, con un poco de retraso felicidades y dicho esto te digo que no me sorprende nada tu relato pues hay zonas que deben estar plagadas de muertos, de restos antiguos y de no sé cuantas cosas más. La forma de contarlo me ha gustado, lo haces muy ameno el relato. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chelo
      Efectivamente tiene que haber miles, este lo que pasa, además de estar bajo mi casa, es que como aquellas casas no tenían cimientos, como digo en el relato, estaban a 50 centímetros medidos de nuestros pies. Haciendo memoria por las fotos de los arqueólogos, se encontraban bajo la cocina el adulto, y bajo mi cuna el niño.
      ABrazo.

      Eliminar
  11. "Ancestros" de abolengo sí parece que teníais... :)))))

    Un relato curioso y lleno de incógnitas. Los muñecos de tu hermana y los "derribos" de tu hermano.

    Abrazo Manuela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ernesto
      Es que tengo una familia que de todo hace un chiste, claro, ellos ya habían nacido en Sevilla, pero yo, nacer justo donde había enterrado un niño... pues como mínimo dices:¡caray! :))
      BEsis.

      Eliminar
  12. ¡Muy feliz cumpleaños Manuela! Me ha encantado tu entrada, recordar esos momentos, y bueno, lo de los huesos si que pone los pelos un poquito de punta. Pero me quedo con la hermosura que se trasluce en cada una de tus palabras y el amor a tu familia.
    Por cierto, hemos nacido cerquita una de otra. Aunque vivo en Carmona, naci en Palma del Rio. Besos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margarita
      Entonces somos paisanas. Ya ves, yo vivo más lejos de nuestra tierra natal: Madrid.
      BEsis.

      Eliminar
  13. Lo primero aunque con retraso de un día Felicidades no por ello es menos afectuosa la felicitación ..y me encanto la historia de nos dejas . Gracis espero lo hayas pasado genial . Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Respuestas
    1. Lirtea
      Son experiencias que no se olvidan con facilidad :))
      BEsis.

      Eliminar
  15. Bueno, de la pena que se podría sentir al vez la casa de nuestra niñez convertida en solar, usted ha sacado la nota de humor. No es mala cosa tomarse las cosas así, desde luego...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desdelaterraza...
      Me hubiese gustado verla en pie, no lo niego, pero el descubrimiento lo supera.
      SAludos.

      Eliminar
  16. YO también me esperaba algo más triste, ver como desaparece la casa de tu infancia y esas cosas... pero, claro, para ti lo importante era la familia, las historias dentro de la casa.. la estructura sólo era el envoltorio de lo importante ;)

    me ha gustado la historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beauséant
      Triste no, lo vivido ya no nos lo quita nadie y ahora le añadimos lo extraordinario del hallazgo. Más no se puede pedir.
      SAludos.

      Eliminar
  17. Desde luego, descubrir que has nacido sobre la historia, y sobre la tumba de antepasados, tiene tela. Ese viaje al otro lado del río, es como atravesar el Mediterráneo y plantarte en Egipto. Y tu madre diciendo a bocajarro que "es nuestra casa y debajo hay muchos muertos".
    Y descubres bajando el escalón que hay un hombre en postura fetal y un niño".
    Ágata Cristi encontraría el filón de sus novelas.
    Bueno, aunque tarde, gracias al viaje de aventura, después de una semana, puedo desearte que cumplas muchos más y siempre seas feliz.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Te había puesto un comentario hace días felicitándote, no sé qué ha pasado. Lo reitero y cierto es que volver a los ancestros a veces alegra, otras duele y otras sorprende.
    Felicidades atrasadas.🎂🎂🎂

    ResponderEliminar
  19. Ja, ja, ¡con qué salero lo has contado! Me he imaginado toda la escena, la feliz alegría de la ignorancia...
    Aparte de bromas, es algo impresionante; y es muy bonito saber que debajo de vuestra historia familiar había escrita otra...
    Un placer haberte leído y conocido a tu simpática familia :)

    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Volareda
      El hallazgo fue toda una sorpresa para mí, y me pregunto si realmente no ocurrió nada extraordinario en aquellos años, no para mal, sino incluso para bien.
      BEsis.

      Eliminar
  20. Llego tarde pero he llegado
    Pense que habias puesto tu bello rostro al descubierto
    Saludos desde el sol que me invade

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha
      Nunca llegas tarde, siempre a tiempo. Estoy acostumbrada a poner la foto del pendiente y ya es como tradición. Pero ya ves que no me importa aparecer a cara descubierta, ya pondré más.
      BEsis.

      Eliminar
  21. Muito bom isso aqui, sabia?
    Vou te seguir esperando que
    me siga também. Assim fica
    fácil o intercâmbio.
    Um abraço e bom dia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. silvioafonso
      Me alegra tu visita a mi blog, yo ya seguía el tuyo.
      SAludos.

      Eliminar
  22. Siempre se dice que hay que temer más a los vivos que a los muertos.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dyhego
      Fijate que yo a esa frase añado: según te hayas portado. ;))
      SAludos.

      Eliminar

Los mensajes que contengan insultos, palabras soeces o sean anónimos no serán mostrados.