.

Textos y fotografías de una realidad donde nada es lo que parece
.
.
.

ISBN y Derechos de autor. Dos cosas distintas

 




Hoy quiero hablaros de la diferencia que hay entre el ISBN de un libro y los Derechos de autor.

Sí, muchos sabéis que son cosas distintas, sin embargo, en las redes se ve que ambos conceptos se confunden.  En este post voy a aclararlo de forma resumida.


ISBN

ISBN es un código numérico que tiene cada uno de los libros físicos que existen publicados, es el identificativo internacional del libro, algo así como el DNI para una persona. En esta cadena numérica vienen recogidos todos los datos del libro: título, autor, editorial si la hubiera…

Teóricamente el ISBN no es obligatorio, pero solo es teoría, si intentas vender un ejemplar en una librería, tienes una probabilidad muy alta de que te lo exijan.

Si publicas el libro a través de una editorial será esta la que se encargue de obtenerlo.

Si publicas a través de Amazon Kdp o cualquier otra plataforma de autoedición, a la hora de subir el manuscrito será la plataforma la que te cederá el código de forma gratuita, tú deberás anotarlo en la página de créditos y a la hora de imprimir, ellos lo plasmarán de manera automática, en forma de código de barras, en la contraportada. Pero solo te valdrá para esa plataforma. Si quieres distribuir tu libro en librerías deberás comprar tu propio ISBN, al menos en teoría, como véis todo esto es siempre teóricamente.

En España cuesta sobre los 50€ hay que dirigirse a la Agencia del ISBN y se obtiene en una semana aproximadamente, se rellena un formulario sencillo, el DNI y poco más.

Tenemos por tanto que cada ISBN corresponde a un libro tal cual ha salido publicado, siempre hablando del libro físico. De tal manera que, si un día decides cambiar algo del libro y este cambio va a modificar de manera notable su contenido, tendrás que sacar un nuevo ISBN puesto que ese código ya no representará al libro.

En Ebook no es obligatorio ni necesario en la mayoría de las veces, pero si quieres puedes tenerlo. En cualquier caso si quieres tenerlo será distinto para físico que para ebook, aun siendo la misma obra.

 

Derechos de autor

Los derechos de autor hacen referencia al derecho que el autor tiene sobre su propia obra, al reconocimiento de su autoría, y por ende a la capacidad de explotación, distribución y transformación sobre ella.

En España este derecho se adquiere por el simple hecho de ser el creador de la obra ya sea literaria, musical… Es decir, tú escribes un texto y la ley te reconoce y otorga todos los derechos sobre el mismo en el instante de haberlo escrito. Dura toda la vida del autor y 70 años después de su muerte.

Ahora bien, el problema viene con los plagios, cuando hay que demostrar la autoría de una obra.

Hay muchas maneras para demostrar la autoría, pero la forma más directa y sencilla es haber depositado el manuscrito en el Registro de la Propiedad Intelectual nada más haberlo escrito y antes de haberlo hecho público.

En España es simplemente llevar el manuscrito en un pendrive al Registro, allí lo descargan y graban en sus archivos, se rellena un formulario y se abona aproximadamente 14€ . Pero insisto, no es obligatorio.

Para demostrar una autoría es válida cualquier prueba que acredite que la obra en sí se ha hecho visible con fecha anterior a lo que lo ha hecho el plagiador, ya sea en una web, blog…  incluso es válido un correo electrónico en el que aparezca enviado a alguien. Todo con pruebas fehacientes, IP y todo lo que se pueda y sea de peso argumental.

Ahora bien, estamos hablando de un manuscrito, si lo que queremos es explotar una marca, un nombre artístico, un logo…, entonces sí es obligatorio su registro, pero ese es otro asunto.

Hay que tener en cuenta algo: las leyes en este tema no son de validez internacional, cada país tiene las suyas abarcando a ese país y aquellos con los que tenga acuerdo. 

 

Saber esto, tenerlo claro, es primordial.


Ilustración de Hermann en Pixabay

©Manuela Fernández Cacao. Todos los Derechos Reservados.

 

Exitus letalis

 





El libro cayó de la estantería.  Sus letras, signos.., se esparcieron por el suelo donde, a modo de “sopa de letras”, se pudo descifrar: 

“No soportaba más que nadie me leyera”



Ilustración de Tama66 en Pixabay

Texto de ©Manuela Fernández Cacao. Todos los Derechos Reservados.

Ausencias

 





Con los años te van pesando las ausencias. Aun convencida de que están aquí, que no se van, aun conviviendo con las huellas que  han dejado, aun con la serenidad que da la consciencia de lo vivido en felicidad…, la verdad es que pesa.

Les llevamos siempre con nosotros en una mochila, pequeña y cerrada, para no perder nada, a nuestra espalda, pegada al cuerpo, formando un todo con nosotros mismos.

El día que nos llamen de recogida, esta mochila se abrirá como la chistera de un mago y saldrán uno a uno todos ellos y caminaremos juntos, de la mano, al mismo paso, bueno, a mi Thor volveré a llevarle en brazos.

 

 

Texto y fotografía de ©Manuela Fernández Cacao. Todos los Derechos Reservados.

 

 

Cicatrices -Eduardo Figueredo- Reseña

 




“Cicatrices. Un intento de conciliación con mis hijos”

Autor: Eduardo Figueredo.

Autopublicado en Agosto 2021

Fotografía de la portada:  José Juan Barros

De venta en Amazon en ebook y tapa blanda

 

Nos encontramos ante el primer y único libro de este autor, Eduardo Figueredo. Hasta ahora sus publicaciones habían sido siempre artículos científicos logrando con ellos alta consideración en dicho entorno.

 

SINOPSIS

Los hechos son reales: una separación paternofilial ocurrida hace casi una década y mi camino hacia la reconciliación.

Un cruce casual con mi primogénito removió sentimientos que parecían ya cicatrizados. Fue la semilla de la que brotaron emociones que acuciaron mi conciencia: ¡Busca el rencuentro, este es el momento!

El artilugio elegido es la narración de mi autobiografía, en la que me descubro ante ellos, para relatarles aspectos que desconocen de mí. Es un intento honesto de acercarme con el fin de recuperar una paternidad de la que me resisto a ser excluido…

 

A pesar de la sinopsis que Eduardo Figueredo escribe en la contraportada de su libro, pensar que este tema es el centro de su obra es un error, el autor mantiene este tema en la intimidad y prácticamente no lo menciona hasta el final.


 

“Cicatrices” es una autobiografía donde Eduardo Figueredo relata sus viajes, su  historia profesional, su vida sentimental…, su evolución vital.  Y lo hace sin pudor. El autor escribe pensando en sus hijos pero su obra trasciende al lector porque escribe desde el interior, sin filtro alguno, relatando sus mútiples vicisitudes, algunas dramáticas, otras divertidas, logrando así una lectura entretenida.

 

La obra está autoeditada,  conozco el ebook y su presentación es bastante buena. Hablando con el autor me confirma que antes de la publicación ha requerido asistencia profesional de maquetador, corrector, portadista…, lo cual siempre se agradece incluso se demanda como lector.

La narración tiene ritmo. Su lectura es fluida. El estilo de escritura es sencilla, natural, sin ostentaciones, lo cual facilita la comprensión y le da agilidad narrativa.

Es una obra que viniendo de alguien que nunca ha escrito novela alguna, sorprende gratamente y  llama la atención por su buena expresividad  y estilo.

 


¿Cuánto tiempo tardaste a escribir tu libro?

Escribir el libro me llevó cinco meses y medio, con dedicación exclusiva. Comencé en octubre del 2020 y acabé en marzo del año siguiente. Era una época de confinamiento parcial por la pandemia y le he dedicado muchas horas de cada día a organizar mis ideas. El proceso de escribir no se limitó al tiempo en que estuve en el ordenador. Salía a caminar y pensaba en el libro, miraba la TV y en mi mente los personajes de las series se mezclaban con los de mi historia. Soñaba con palabras y frases que al día siguiente intentaba incorporarlos al texto. Luego dos meses y medio de revisiones.

 

De todos los pasos que tiene publicar un libro, ¿cuál ha sido el más difícil para ti?

Escribir el libro me resultó muy fácil. No tuve que inventar ni fabular demasiado: era (es) mi vida, mis sentimientos, mis emociones, mis frustraciones, mis enfados, mi familia, mis amigos. Disfruté con cada una de las etapas. A diario iba agregando historias, corrigiendo texto y puliendo frases hasta creer haberlas mejorado.

 

Sabemos que tu obra está dirigida a tus hijos, pero, ¿qué efecto te gustaría que tu novela produjera en el lector?

Me gustaría que los lectores pudiesen empatizar con las circunstancias que he vivido. Que percibiesen mis sentimientos como auténticos, independientemente de que coincidiesen (o no) con los suyos. La autobiografía es un género complicado, en el que, si eres sincero en la narración encontrarás lectores que no concuerdan con tus puntos de vista religiosos, políticos, sexuales o morales. Intenté no abusar de las metáforas para que la lectura fuese más diáfana y explícita. Creo que, en una autobiografía, los lectores lo agradecen.

 

¿Qué capítulo en tu libro  te hubiese gustado no haber vivido?

No hay “un capítulo” que me hubiera gustado no vivir. Mi vida, como la de la mayoría de los humanos, tuvo aspectos positivos y otros no tanto. Pecaría de desagradecido si me quejase de algo. En líneas generales he sido muy afortunado en casi todos los aspectos de mi existencia. Por supuesto que me hubiera gustado no estar separado de mis hijos, ni tener que emigrar de mi país de origen, ni padecer alguna enfermedad, ni penar en etapas de desamor y soledad.

 

¿Ahora que sabes lo que es publicar una obra, hubieses cambiado tu carrera de medicina por la de escritor?

Escribir produce sensaciones muy placenteras, porque, por muy mal que lo hagas, siempre llegarás a un punto máximo, en que no puedes hacerlo mejor, porque tu talento literario no te lo permite. En ese momento es cuando publicas tu obra… y, como no puede ser de otra manera, te sientes muy orgulloso de haber alcanzado tus expectativas. En mi caso escribí un libro por una necesidad ineludible e irrefrenable… pero puntual. La medicina es la profesión de toda mi vida.

 

¿Para cuándo tu segunda publicación?

En consonancia con mi respuesta anterior: escribiré un nuevo libro si es que la motivación que me llevó a publicar “Cicatrices” culmina con un desenlace que amerite ser contado.

 

Algo que añadir..

Sí… quiero agradecerte la generosa reseña que has escrito sobre mi libro y las atinadas sugerencias que has aportado a uno de mis capítulos cuando aún estaba en las primeras etapas de la redacción. Me ha servido como estímulo para seguir adelante con más confianza en el proyecto. 

 

Extractos del libro:

"En mi último cuarto de siglo no he tenido oportunidad de aburrirme; nunca."

"Terminé mi carrera de médico cuando mi padre aún trabajaba. No sé si le habré dado muchas alegrías, pero esta fue una de las que le vi disfrutar."

"Ser adulto era solo una cuestión cronológica. No era tan meritorio. Si tenías suerte y buena salud terminabas siéndolo."

"Mientras rememoro mi niñez en lo primero que medito es en el gran trecho que me separa de aquellos tiempos. Me parece mentira haber recorrido tanto camino."

 

 

"Cicatrices", ópera prima de Eduardo Figueredo de la que se puede sentir orgulloso y de quien me gustaría leer alguna obra de ficción. Esperemos que se anime.



©Manuela Fernández Cacao. Todos los Derechos Reservados.