.

Textos y fotografías de una realidad donde nada es lo que parece
.
.
.

Mala praxis





En medio del alboroto y a la voz de “carterista” un hombre   se revolvía en el vagón de metro contra todos quienes allí estábamos. “Me han robado mi billetero” gritaba sin parar. Todos recelosos nos mirábamos las caras los unos desconfiando de los otros. La histeria se había desatado. “De aquí no se mueve nadie si no aparece ese billetero” vociferaban unos. “Miren sus bolsos por si les falta algo” vociferaba yo. Al fin el hurtado decidió  ir de inmediato a una comisaría a denunciar los hechos y nos dispersamos.
Tanto revuelo por cinco euros que llevaba el tío ¡que no me alcanzaron ni para el susto!.





Texto y Fotografía de ©Manuela Fernández Cacao. Todos los Derechos Reservados.



33 comentarios:

  1. ajjajajaj, vamos que la cartera valía más que el contenido..pero buena esa actuación de mirar todos el bolso !!..Un abrazo Manuela.

    ResponderEliminar
  2. jajajaja, a mi robas tu y pongo mas dinero en la cartera jejeje. eres genial

    ResponderEliminar
  3. algo me hace desconfiar de ese hombre. tal vez pretende, con la excusa de que le han robado, que la gente le deje dinero para algo que necesita hacer urgentemente? y quién te dice que su monedero no lo ha extraviado, y quizá ni siquiera en el metro? me huele a chamusquina.
    abrazos!

    ResponderEliminar
  4. Vaya tela , esto me hace pensar en una cosa que dijiste hace unas semanas , te presentas para presidenta del gobierno bloguero , y en tu ratos libres eres ladrona de carteras en metro , vas acabar muy mal , esta claro que en la sangre , jajajajajaja besos de flor.

    ResponderEliminar
  5. Recuerdame no subirme al metro contigo

    ResponderEliminar
  6. Hay que imaginar qué hubiera pasado si hubiera sido una suma más alta de dinero, la que llevaba el susodicho.

    Un beso austral.

    ResponderEliminar
  7. Será roñica, por cinco euros la que lio.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Ayer casualmente la tv daba las imágenes de una agresión/merecida por parte de los viajeros a un carterista en el metro de no sé donde...

    Cuidadín cuidadín con las "bromas" Manuela. No vayas a aparecer en los medios jajajajajaajja...


    Gran abrazo.

    ResponderEliminar
  9. jajajaja...Un final inesperado. ¡Pues si que no merecía la pena el revuelo! Besos.

    ResponderEliminar
  10. Ja ja ja, ¡qué bueno! ¡Me encantan tus historias! Besos :D

    ResponderEliminar
  11. Lo malo no es el dinero sino los carnets. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Una pena arriesgarse por tan poco; ya no se puede confiar en nadie y menos en los que parecen tener dinero, pero no.

    Me arrancaste una sonrisa Manuela.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. ;))))
    Tanbién han de dar su punto de vista, los malos del metro.

    ResponderEliminar
  14. Dicen , querida amiga que ladrón es también el que roba poco pues hace algo indebido que afecta a otra persona.

    Feliz domingo

    ResponderEliminar
  15. Comenté entusiasmado por descubrir la verdadera trama del relato. Pero ahora lo he vuelto a leer (cosa que hago muchas veces) y me he quedado pensando en escenas similares, quizás no de robo, pero si de discusiones, malos tratos etc. Que difícil es que alguien ayude a alguna persona que está siendo vejada. Nos invade, mayoritariamente el miedo.
    Hace poco pude ver como apuñalaban en el hombro a un muchacho por tratar de increpar a un tipo drogado hasta las cejas que molestaba a una mujer de mediana edad. Afortunadamente alguien había avisado a la seguridad y aparecieron dos grandotes que lo redujeron, pero muchos de los jóvenes que había en el vagón no se atrevieron a hacer nada, ni antes mientras molestaba a la señora, ayudando al joven que si lo hizo, ni después cuando recibió la cuchillada. Yo tampoco, por supuesto, aunque como sabes tengo 70 años y no soy físicamente un prodigio de agilidad que digamos.
    Es difícil describir la escena, pero recuerdo bien que si un par de jóvenes hubieran plantado cara a aquel individuo, cuando empezó a increpar a la señora, la cosa no hubiera acabado tan mal. Hay miedo, si; pero también hay una dominante de mirar hacia otro lado.

    ResponderEliminar
  16. Y quién roba a un ladrón, merece el premio del perdón.
    Je,je
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Hay que practicar mas... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  18. Jajajajaja

    Todas las profesiones tienen sus crisis

    Divertido relato

    Besos

    ResponderEliminar
  19. Solo llevaba 5 €... Lo que tenia que haber hecho el ladrón, es haberle propuesto devolverle el billetero, con todas las tarjetas a cambio de 5 €, que le hubiera salido mas a cuenta, yo hasta le hubiera dado una propinita..
    Un abrazo Manuela.. Seguro que debe haber sido en la Linea I..jeje.

    ResponderEliminar
  20. Suelo llevar algo más de dinero en el bolsillo, pero en caso de que me robaran en un medio tan congestionado como puede ser el metro, agacharía las orejas y saldría del coche sin decir nada.
    Algo similar me ocurrió en una playa en Venezuela. Estando en el agua noté un tirón y vi que la medalla de oro que llevaba al cuello, me había desaparecido, me volví y vi a media docena de jóvenes rodeándome, salí del agua y lo comenté con mis compañeros, ahí se terminó nuestro baño.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. La gente, tanto ruido pa ná :D
    Besitos

    ResponderEliminar
  22. Cuando se es genio, lo demuestra hasta el final, y sobre todo al final.
    No sé si se dice "me has robado una sonrisa" o me has sacado"una sonrisa". ¡No iban en la cartera!¡Tu me entiendes! Gracias Manuela.

    ResponderEliminar
  23. Muy divertido lo de que los cinco €uros no te han dado ni para el susto.

    Besos Manuela

    ResponderEliminar
  24. ¡¡Ja ja !! Pero eran sus 5 euros,
    Un final brillante.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  25. Has sido cauta en la frase de marras que lanzas:)))))
    Más divertido para disimular, que te hubieras puesto a bailar y montas el espectáculo jajajaja
    Eres genial en los desenlaces.

    ResponderEliminar
  26. ¿Y cómo sabes que eran exactamente 5 euros los que fueron robados? ¿La propia víctima lo dijo? ¿O tú sabes algo más que el resto no y debo empezar a desconfiar de ti, Manuela? jeje
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Muy bueno Manuela. Felicidades.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar

Los mensajes que contengan insultos, palabras soeces o sean anónimos no serán mostrados.