.

Textos y fotografías de una realidad donde nada es lo que parece
.
.
.

Las cumbres del Himalaya










Sé que nunca me asomaré desde las cumbres del Himalaya.

Jamás estaré entre aquellos que subiéndose a una nave viajen alrededor de la Tierra.

No es probable que me quede una noche sin dormir a pié del Lago Ness para comprobar si en sus aguas habita un monstruo.

Tampoco pienso que llegue a cenar en esos restaurantes que hacen ahora inmersos en las profundidades del océano.



Sin embargo es seguro que desde mi ventana veré salir el sol. Y también que pasearé  por el campo entre verdores, y  por las calles de una ciudad entre la gente.

Saldré a tapear, a reírme con los amigos y celebraré los cumpleaños, las navidades con mi familia. 

De vez en cuando me dejaré arrastrar por las olas en alguna playa cercana donde me sumergiré en sus aguas. Y comeré en primavera fresones rojos, dulces, con azúcar por lo alto.

Leeré algún libro, en algún banco, en algún parque.
Me pondré mis auriculares y escucharé a Camarón, a Sabina y a la Filarmónica de Berlín.



Y por la noche, después de comprobar que está la luna allá arriba, en su sitio, me acostaré y dormiré con la misma paz que duerme un bebé.





Texto y Fotografía de ©Manuela Fernández Cacao. Todos los Derechos Reservados.


73 comentarios:

  1. Ese es el programa que se debe seguir al llegar a mi edad y lo suscribo punto por punto. Núnca se llega tarde a saborear una puesta de sol, una noche de luna llena junto al mar y unas "seguiriyas" de Camarón.
    Para mí, aunque tenga insomnio.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan,
      Llámame rara pero he mirado hacia atrás y mi programa siempre ha sido sencillo, jamás me ha llamado la atención salir en el Guinness. Contra el insomnio cansarte por el día :)))

      Eliminar
  2. Te has olvidado de darle las buenas noches a uno que yo me sé.
    :(

    ResponderEliminar
  3. Poética de lo cotidiano. No hace falta escalar enormes cumbres o bajar a profundos océanos para que la vida tenga dimensión. Así es la vida humana de la mayoría de las personas. Tu sentimiento es profundamente democrático, es de la inmensa mayor parte de la humanidad que no aspira al infinito sino a la cercanía y al calor de las cosas sencillas. Lo otro, las grandes conquistas pertenecen a otra raza de hombres que también añorarán esa poética de lo cercano en muchos momentos de su vida. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joselu,
      yo no lo veo así, yo veo que solo hay una raza. Habría que saber tu definición de grandes conquistas, tu definición del infinito, no te conozco lo suficiente para saberlo.
      Hay, no digo tú, quien pone lo infinito en la popularidad y por tanto esa es su meta, o en tener bajo su mandato a un millar de personas, o en llegar a Marte, ¿por qué no? eso está muy bien, pero también los hay para quien el infinito es sacar a un desconocido de una parada cardíaca, o el ir a un hospital y hacer reír a los niños hospitalizados, o hacer de sus hijos que sean independientes y personas de bien... ¿acaso todas estas cosas son sencillas? ¿Qué es considerado como importante? La vida es una sola cadena donde todos somos eslabones, todos con la misma importancia, hagamos lo que hagamos.
      SAludos ¡¡¡

      Eliminar
    2. Probablemente me he expresado mal. Lo que yo escribí tiene sentido para mí porque soy un lector asiduo de literatura y pensamiento, y eso hace que entre los grandísimos creadores del arte surja para mí una dimensión especial de seres humanos. Son igual que todos pero alcanzaron cimas artísticas sobrecogedoras. Cuando pienso en Dostoievski o Shakespeare o Cervantes u otros cuantos para mí se abren paisajes que no son comunes. Puede que sea una deformación de lector apasionado para el que existen mitos. Y lo que pasa es que normalmente es lo que leo, de ahí mi expresión en mi comentario. Saludos cordiales.

      Eliminar
  4. La felicidad siempre se encuentra entre las cosas sencillas.
    Un saludo, Manuela.

    ResponderEliminar
  5. yo, por diversas circunstancias, tampoco soy demasiado viajero o aventurero. por un lado, es verdad se pueden vivir muy bonitas experiencias al viajar, pero por otro lado no necesito mucho para pasar ratos agradables, de los que luego se recuerdan. además la gente se siente más fácilmente identificada con las cosas sencillas. si alguien te cuenta que ha estado buceando en la polinesia, te abruma un poco...
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chema
      un día voy en el bus y escucho: "Si, nos lo pasamos muy bien, ya sabes, Egipto, es genial, bueno, lo único es que el primer día cogí una gastroenteritis y no pude salir del hotel casi hasta que nos vinimos.""" Yo me partía, pero la chica que lo contaba era sincera, otros no lo cuentan todo.
      BEsis ¡¡¡¡¡

      Eliminar
  6. Mirar por la ventana, soñar e imaginar, es como leer un libro sentados en una mecedora donde el sueño empieza a asomar y nos prepara para un descanso placido. Abrazossss

    ResponderEliminar
  7. No tienes que esperar a la Primavera, los fresones los puedes comer a partir de diciembre :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genin, yo a 6€ que pueden estar por comerlos en diciembre... ay hijo, no.
      :))) :)))

      Eliminar
  8. Qué belleza de relato, Manuela. Te fluyó desde bien adentro... Lo real por sobre los vanos sueños.

    Abrazo inmenso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos
      sí, lo que siento, mi sueño, mi paz, mi equilibrio.
      BEsis.

      Eliminar
  9. Eres feliz. Que bello y sentido texto Manuela. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sandra
      Bueno, bueno, que solo he contado lo que me place, no lo que me quita el sueño :))) :))) :)))

      Eliminar
  10. Soñemos con lo que podemos hacer, aunque también es bonito soñar con hacer de lo imposible lo posible.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emilio
      Te digo la verdad, yo no me pongo límites, desde pequeña jamás me los puse, pero puedo decir que siempre estuve donde quise estar y hacer lo que quería hacer. Pero no hay imposibles.
      BEsis.

      Eliminar
  11. Muy bonito y real. No tenemos por qué envidiar a quienes llevan a cabo proezas o viven experiencias aparentemete envidiables, cuando tenemos en nuestras manos cosas mucho más cercanas e importantes. Cierto es que ver salir el sol desde un globo aerostático tiene que ser un espectáculo bellísimo, pero no hay nada como saber vivir y apreciar las cosas que la vida nos ofrece cada día.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Josep
      Como digo más arriba yo tengo la suerte o que he sabido hacerlo, que siempre, desde bien joven, me dedico a lo que me gusta, hago lo que deseo, y por lo tanto no cabe envidia alguna. Yo creo que va en la naturaleza en nuestra forma de ser, en como bien dices apreciar lo que nos ofrece la vida día a día.
      BEsis ¡¡¡¡

      Eliminar
  12. Me apunto a lo que si harás y me despreocupo de lo que sabes que no harás ni haré.

    ResponderEliminar
  13. Es un excelente programa de vida, muy natural, Y que parece, cercano, al alcance de la mano... Si somos capaces de "alejarnos" del árbol que nos impide ver el bosque... de nuestras vidas.

    Abrazos Manuela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ernesto
      llegar a este punto no es fácil, hay todo un equipaje de respaldo, hay un viaje cuyo recorrido tiene su miga, hay muchas horas de discernir, elegir, soltar, hay que pararse y ver a donde has llegado por si tienes que reinventarte la vida o continuar con ella... ya sabes.
      BEsis ¡¡¡

      Eliminar
  14. Pasear por el verdor del campo está, para mi, tan lejano como los Himalayas, y los fresones más perdidos que los amigos que no tengo. Y aunque la luna está allá arriba, no logro dormir en paz porque en paz tampoco vivo. Pertenezco, parece, a un mundo paralelo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jenofonte
      Insisto, no hay razas, no hay mundos paralelos, todos vivimos en el mismo y a todos nos pasan las mismas cosas, lo que nos diferencia es precisamente nuestra reacción ante esos avatares. Lo importante es hablar con uno mismo, y averiguar qué es aquello de nosotros de lo que no nos sentimos orgullosos, si se puede remediar se remedia y si no, lo asumimos.
      BEsis.

      Eliminar
  15. Lo has expresado de maravilla. Eso mismo es lo que haré yo, aunque no pueda subir al Himalaya ni hacer un viaje a la Luna. Feliz domingo, Manuela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rita,
      no no no, yo no voy a la luna porque hacer equipajes me estresa, y no subo al Himalaya porque echaría en falta mi baño. Pero si tú no eres tan tiquismiquis como yo, adelante ;)

      Eliminar
  16. ¿Y te parece poco?, lo importante es ser feliz con lo poco o mucho que tenemos y por encima está la salud, lo verdaderamente importante. Sin ella nos falta todo.
    Feliz semana y hasta la vuelta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Airblue
      la salud, ese es el miedo, eso es lo primerísimo y después todo, efectivamente, buen matiz el tuyo.
      BEsis.

      Eliminar
  17. Un programa interesante. No hace falta dar la vuelta al mundo para visitar lugares hermosos y hacer lo que mas nos complace.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Cómo me ha gustado esta reflexión, coincido plenamente contigo en ella, eso es paz, no es conformismo, no es aceptación, es SER plenamente, gozar de esto mismo que ahora estoy haciendo: contestar tu escrito, ahora estoy aquí y me siento plenamente realizada. Quizá soy simplona jajajaj pero me va bien. Un abrazo Manuela feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maru,
      Hay que ser feliz con aquello que se haga, y hacer aquello que a uno le ayude a sentirse feliz, ya sea leer un libro o resolver una ecuación de tercer grado :)
      ABrazo para tí también.

      Eliminar
  19. Ademas mis experiencias yendo a lugares con altura no fueron de lo mejor. Seran paisajes lindos. Pero si a uno le agarra el mal de las alturas no se puede disfrutar nada. Caminar, comer. Mejor como bien decis. Unas ricas tapas, campos verdes y refrescos de mar. Te mando un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gustavo, yo era de las que iba de marcha a acampadas, de noche muy bien con los juegos, estrellas y demás, pero por las mañanas ¿dónde está mi ducha? Vamos, al Himalaya voy a subir yo, JA.
      Yo también te envío otro ABrazote ¡¡¡¡

      Eliminar
  20. Cada día vivido y disfrutado es una cumbre alcanzada. Ser capaz de disfrutar de las cosas sencillas es la mayor de las hazañas que podemos lograr. Las otras son un extra que traen consigo la satisfacción. El mérito es encontrar esa satisfacción en nosotros mismos.

    Muy bueno, Manuela

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alis, esa es la clave de la felicidad, la satisfacción individual, hay quien lo encuentra de una manera y hay quien de otra, todo es lícito.
      BEsis.

      Eliminar
  21. Precioso todo, amiga... Felices sueños... Y feliz vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ildefonso
      Me alegro que te guste. FElicidad para tí también ¡¡¡¡ :))))

      Eliminar
  22. Hola Manuela.. Que sencillo pero que bien lo has descrito. Siempre he pensado que se puede viajar al Himalaya, o dar la vuelta al mundo, pero la realidad es que la verdadera felicidad esta en las cosas sencillas, un "vermutillo" con algún amigo. una buena comida con alguien querido, un paseo al atardecer a orillas del mar, un paseo junto al río..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LlorenÇ
      Todo tiene su aquél, la cuestión es saberlo encontrar tanto en una cosa como en otra porque la verdadera paz, felicidad, está en nuestro interior.
      BEsis ¡¡¡¡¡

      Eliminar
  23. Lo que importa es ser feliz y yo estoy contigo en tus deseos Manuela.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conchi
      me alegro que lo veas como yo, la felicidad nunca es algo lejano, siempre está al alcance de nuestra mano. BEsis ¡¡¡

      Eliminar
  24. Adiós a las modas, debería de ser el nuevo movimiento.

    Aunque eso también sería una moda...

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José A.
      Espérate que no se le ocurra a algún famosillo, adiós agencias de viajes.
      SAludos.

      Eliminar
  25. Todo un manual para ser feliz en lo cotidiano, lo que tenemos al alcance. Unas veces serán cosas muy pequeñas, otras rozaran el heroísmo, pero todas ellas nos llevaran a vivir la vida intensamente.
    ¡Precioso, Manuela!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maripaz
      Efectivamente, hay que disfrutar de todo lo que se haga, sin perder detalle.
      SAludos ¡¡

      Eliminar
  26. Y sobre todo, Manuela, que no contaminas.
    Nos cuentan que los coches contaminan mucho, pero los aviones contaminan más y tal y como
    está el planeta...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maite
      pues en eso no había pensado pero mira, es importante, si ;)
      BEsis.

      Eliminar
  27. es verdad que se puede recorrer el mundo casi desde la ventana.Cierto que hay cosas que no podemos ver, ni disfrutar con estos 5 sentidos, y otras limitaciones de dinero, tiempo etc., pero nada ni nadie nos puede impedir disfrutar otras, tan hermosas o más, tan gratificantes o más, gracias a los ojos del corazón y el alma, los libros, la imaginación, los amigos y el amor.
    Creo que nada de lo que tenemos que experienciar se nos va a pasar sin experimentarlo. Lo demás o distinto, enhorabuena para quien lo "vea o disfrute". Ni lo echo de menos ni lo envidio.
    Gracias Manuela, por saber y disfrutar de tantas cosas, sin miedo y con la paz de cada noche. ¡Todo un programa y un ejemplo!
    Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Manuel
      Yo lo que digo es que no hay que ponerse límites, pero disfrutando desde lo más cercano y abriendo el círculo cada vez más hasta donde se llegue. Pero no poner el foco en lo más lejos y desdeñar lo más cerca.
      Gracias siempre a ti.
      BEsis ¡¡

      Eliminar
  28. Ainss mi querida amiga Manuela. ¿Y te parece poco? Qué hermoso todo lo que describes, y me refiero a lo que ya vives. Un besito :D

    ResponderEliminar
  29. Es todo un oficio enseñar a nuestros ojos a ver con ojos de turista lo que ya hemos visto una y otra vez.
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julio David
      Efectivamente si yo viniera de turista a Madrid me volvía loca el estar aquí no le quita mérito a Madrid, hay que valorar lo cotidiano tanto como lo excepcional.
      SAludos.

      Eliminar
  30. Inteligencia emocional.
    Es su más puro estado.
    Bien visto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toro
      Inteligencia no sé, dejémoslo en listilla :))) :))) :))))

      Eliminar
  31. En el fondo, todas esas grandes hazañas están distorsionadas, el lago ness es un lago bastante normal (aunque enorme) y seguro que las cumbres del himalaya con iguales que otro montón de cumbres... es mejor quedarse con esos pequeños momentos que son sólo tuyos y, por lo tanto, únicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beauséant
      todo es relativo, efectivamente, lo importante no es lo que miremos sino cómo lo miremos porque las sensaciones nacen de dentro de nosotros y no de fuera.
      SAludos ¡¡¡

      Eliminar
  32. ¿Y que más se puede pedir?.
    Todos los días veo desde mi ventana el Porracolina, lo he subido tantas veces...no me hacen falta cimas más altas...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Pienso igual que tú... me gusta tener los pies en tierra firme, jajaja.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piedad,
      para qué nos vamos a complicar la vida, verdad? :))) :)))

      Eliminar
  34. Creo que disfrutar lo simple de la vida, nos hace más felices. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienaventurada,
      estoy de acuerdo, hay que empezar por lo sencillo y después vendrá lo demás. SAludos ¡¡

      Eliminar
  35. Hermoso Manuela lo que has escrito.soy feliz con el día a día en familia y con Salud!!!! Y con lecturas que me acercan a seres humanos como tu.saludosbuhos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buhoevanescente
      La familia siempre lo primero, es lo único que tenemos lo demás todo es circunstancial. BEsis.

      Eliminar

Los mensajes que contengan insultos, palabras soeces o sean anónimos no serán mostrados.