.

Textos y fotografías de una realidad donde nada es lo que parece
.
.
.

Nueva entrada



Os traigo un nuevo enlace a mi blog de cuentos infantiles: “Cuentos de cacao”

Una vez más os invito a  mirar la vida con ojos inocentes y  pensar que todos podemos aprender cómo ser mejores, como mi protagonista,  un niño que practicaba uno de los peores defectos:  ”La mentira”, aquello que tanto mal hace.

Pinchad el enlace, os llevará a un mundo sencillo,  con bosques llenos de vida, disfrutad,  y al leerlo  ponedle la voz aquella de quien por las noches, cuando éramos niños,   nos contaba un cuento para que durmiéramos siendo felices. Y lo éramos.

Si alguno de vosotros no corristeis esa suerte seguro que conoceréis a un niño a quien  contarle este cuento,  algún día, en un futuro,  este niño os recordará con un gesto de felicidad.



Pinchando el título os lleva al blog:











12 comentarios:

  1. Me pasaré por el enlace, seguro que me encanta. Un abrazote enorme

    ResponderEliminar
  2. los cuentos eran la forma que tenían de educarnos, esto es bueno , eso otro malo y si hace esto, pasarán estas cosas... reglas simples que se grababan en el subconsciente...

    ahora el aprendizaje viene por otros lados, vemos gente engañando, gente estafando, haciendo viejos trucos de trileros y siendo elevados a la categoría de trileros.. y claro, vete y háblale a un niño del esfuerzo, de la honestidad... te mirará pesando que te has vuelto loco

    Tengo un día de esos, ni caso.

    ResponderEliminar
  3. Es un cuento precioso y lo he disfrutado de lo lindo amiga mía.

    Besos :D

    ResponderEliminar
  4. De niño solo mentí una vez a mis padres, pero esa mentira tuvo tan graves consecuencias, que nunca más se me ocurrió mentir. Y ya de mayor aprendí que se atrapa antes a un mentiroso que a un cojo, jeje.
    Le acabo de leer este cuento a mi nieta (que hoy está en casa de sus abuelos) y creo que lo ha entendido (mañana cumple 4 añitos), jajaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Querida Manuela,
    me complace poder leer tan precioso y reflexivo cuento que, llevado con su maestría y originalidad, lo hacen especial.

    Gracias por compartir ese don suyo de escribir.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Me ha gustado el cuento de Marcos, pero pienso que la vida poco tiene que ver con la enseñanza del mismo. Mentir forma parte del funcionamiento de las cosas. Una vez publiqué un post en que se hablaba de copiar en los exámenes y lo que significaba a partir de las reflexiones de mis alumnos, que copiaban como buenos amigos de Marcos. Para mi sorpresa, la mayoría de las intervenciones de los comentaristas comprendían y jusficaban el hecho de copiar. Te dejo el link al post para que veas lo que siente realmente la gente frente a la mentira: COPIAR EN UN EXAMEN, REFLEXIONES ÉTICAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te respondí en tu entrada, hoy sí me dejó. Es muy interesante tu reflexión.
      Tus comentarios siempre me hacen pensar, eso está bien :))
      SAludos.

      Eliminar
  7. Precioso cuento. Se lo llevo a mis nietos más pequeños.
    Gracias

    ResponderEliminar
  8. Os doy las gracias a todos por llegar hasta aquí, por visitar mi blog de cuentos, por vuestros comentarios... y por supuesto doy las gracias a todos aquellos que difundís mis historias, que se las contáis a vuestros hijos, nietos..., me hace mucha ilusión.
    Gracias a todos.

    ResponderEliminar

Los mensajes que contengan insultos, palabras soeces o sean anónimos no serán mostrados.