.

Textos y fotografías de una realidad donde nada es lo que parece
.
.
.

Suculenta







Hace unos días entré en una tienda de plásticos y vi unas macetitas muy  monas  que semejaban a cactus, con las mismas compré una, era tan chiquitita y por un euro que me dije: “Esta me la llevo yo y la pongo en el estante”.  

Dos días después  aquí mismo sentada, donde estoy ahora, escuché una voz, casi un murmullo,  que decía: “Tengo sed” me giré y cuál fue  mi sorpresa cuando vi que la voz provenía de la maceta. Si, era la maceta quien me hablaba.

—Pero bueno, si yo creía que eras de plástico  —le  dije.

—No, no, yo tengo  raíz.

—Pues vaya tela porque recuerdo cuando te compré  que te envolvieron en un papel cutre y te metí en el bolso como si fueras un objeto.

—Lo sé, de hecho estuve a punto de morir entre tanto golpe de bolígrafos, carpetas y demás cosas que llevas en él.  

—Pues nada, te regaré.

Cuando volví a echarle un poquito de agua, me dijo que no le llamara cactus, que tenía nombre propio y su nombre era “suculenta”. 

—Bien, bien, lo siento  —me disculpé.

—Tengo temor

— ¿De qué? —le pregunté.

—He visto que el resto de macetas que tienes están  en tu balcón. Temo que a mí, por venir de otro lugar y no de una floristería  me vayas a tratar de forma distinta a ellas.

—No temas,  estaba equivocada contigo no te conocía pero ahora que hemos hablado me doy cuenta de que eres una planta más, con tus peculiaridades que te hacen distinta y eso es precisamente lo que dará más colorido en mi balcón.

— ¿No te importa entonces mi procedencia?

—No.  Serás una más, te daré agua para calmar tu sed y sustrato para que te alimentes. Cuando el sol sea demasiado fuerte te resguardaré para que no te quemes,  y de vez en cuando escucharás como todas las demás plantas  música clásica, os la pongo porque dicen que os ayuda a crecer de forma más vigorosa.
Serás una más porque todas las plantas, vengan de donde vengan, tienen derecho a respirar aire puro y vivir.




Texto y fotografía de ©Manuela Fernández Cacao. Todos los Derechos Reservados.


11 comentarios:

Genín dijo...

No se yo si eso de ser una mas no la habrá ofendido, que ella, ya sabes que es suculenta... :)
Besos y salud

Dionisio ALVAREZ T. dijo...


Me gusta mucho Manuela, la facilidad con que recreas en prosa poética una secuencia de lo más trivial y le das ese halo pedagógico que la sitúa en lo importante o singularmente útil y adecuado para no perder un bien que puede reportar mejores instantes. La imagen de la planta dice mucho del afecto y el mimo que le has dispensado...
Un abrazo

Jo dijo...

Que bonito post. Léeselo a la suculenta :)

Manuela Fernández dijo...

Genin, pues no me había dado cuenta pero lo mismo porque mira que es quisquillosa la plantita :) :)

Dionisio, me hace ilusión que te guste y me alegro verte por aquí.

Jo, yo por leérselo se lo leo, pero si me ve algún vecino???


BEsis a todos !!!!!!!!!!!!!!

TORO SALVAJE dijo...

Anda que no ha tenido suerte Doña Suculenta!!!

:)

Manuela Fernández dijo...

Toro, es lo que le corresponde. Todo aquél que nazca tiene los mismos derechos viva donde viva. Pero tienes razón, al final Suculenta se hace con mi casa y me echa de ella. :) :) BEsis.

Flor dijo...

Hola Manuela , lo primero paso a darte las gracias por pasar por mi blog y dejar allí tu comentario , que yo te agradezco tanto.
En cuanto a tu entrada decirte que el nombre de la planta , se me antoja a un plato delicioso de comida , jajajaja pero vamos , lo que más me a gustado es el dialogo que tienes con ella , la verdad es no todas las plantas tienen ese beneficio , en fin esperemos que no sea muy quisquillosa con las demás plantas te deseo un feliz Domingo , espero que nos veamos muy pronto , besos de flor.

Amapola Azzul dijo...

Me gustan las plantas.

Besos.

Manuela Fernández dijo...

Hola Flor, "suculenta" me dijo, a mí también me extrañó pero busqué y es su "raza". Y te diré que si, que quisquillosa es un rato: que si ahora quiero que me pongas aquí que no da sol, que ahora allí que hace aire... pero en fin, yo la acogí y aquí se queda. ;) BEsis



Amapola, deben gustarte, lo llevas en el nombre. Las plantas son seres vivos y por tanto hay que cuidar de ellos. BEsis.

unjubilado dijo...

Me ha gustado mucho la entrevista que le has hecho a la planta suculenta, por cierto tengo varias en la terraza, pero no se me había ocurrido hablar con ellas.
Un saludo.

Manuela Fernández dijo...

Unjubilado, lo pierdas la ocasión de hablar con tus plantas, con tus mascotas si las tienes, con tus libros, con tus vecinos... si les hablas, seguro, que te responden. BEsis.