.

Textos y fotografías de una realidad donde nada es lo que parece
.
.
.

4 de julio de 2017

Una maceta asomada a una ventana




La maceta no entiende por qué ella no tiene ni pizca de tierra. Su sueño sería albergar una flor que luciera alegres colores. Mira por la ventana envidiando al bosque que con tierra hasta donde le alcanza la vista solo engendra matorrales y árboles.   



Texto y fotografía de ©Manuela Fernández Cacao. Todos los Derechos Reservados.


7 comentarios:

Rafael dijo...

Como dices quizás sienta envidia del bosque...
Un abrazo.

Genín dijo...

Yo quiero una así, que sienta la vida... :)
Besos y salud

TORO SALVAJE dijo...

Es como una cárcel de belleza.

Besos.

Lirtea dijo...

Chica planta algo en esa pobre maceta, aunque sea un cactus.

Manuela Fernández dijo...

Rafael, qué mala es la envidia, a penas deja espacio para vivir. BEsis.

Genin, las macetas, las flores, todo siente, todo está vivo, sólo hay que escucharles. BEsis.

TORO, si, la belleza y la falta de libertad a veces conviven. BEsis.

Lirtea, si lo hago me presto a un chantage psicológico, no no no no. BEsis.

Sara O. Durán dijo...

Es el sueño ideal de toda maceta. : )
Besos.

Manuela Fernández dijo...

Sara me haces reir, es verdad lo que dices. BEsis.