.

Textos y fotografías de una realidad donde nada es lo que parece
.
.
.

El sosiego de la ignorancia

Era un libro feliz. Disfrutaba a través de los ojos de quienes lo leían. En una sociedad donde  la violencia y el desarraigo va en aumento él sabía que  la lectura humaniza, fomenta la tolerancia y la sensibilidad, y en esto él estaba contribuyendo, por  ello se sentía útil.

Nunca supo que la novela que contenía, su protagonista, era un asesino en serie.





Texto de ©Manuela Fernández Cacao. Todos los Derechos Reservados.

8 comentarios:

  1. ¡Hola Manuela!!!

    ¡Me encanta este corto, que bueno es tener un buen libro entre las manos!
    Y cuanto nos enseña en nuestro caminar por la vida. Gracias, reina, por esta bonita y útil entrada.

    Un abrazo, mi gratitud y estima.
    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Marina, estoy de acuerdo contigo, qué importante son los libros.
    BEsis ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Me gusta lo que escribes y como lo haces.
    Tendrás otra cliente frecuente con anís estrella.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Sara, me alegra que te guste. Gracias ¡¡¡

    ResponderEliminar