.

Textos y fotografías de una realidad donde nada es lo que parece
.
.
.

26 de febrero de 2015

Y pasearé a Thor

Sé que nunca me asomaré desde las cumbres del Himalaya
Jamás seré una de las personas que subiéndose a una nave viaje alrededor de la Tierra.
No es probable que me quede una noche sin dormir a pié del Lago Ness para comprobar si en sus aguas habita un monstruo.
Tampoco pienso que llegue a cenar en esos restaurantes que hay ahora inmersos en las profundidades del océano.

Sin embargo estoy segura que allá donde viva, veré salir el sol cada mañana. Y pasearé  por el campo, y pasearé por la ciudad, por las calles y entre la gente.
Y saldré a tapear, y a reírme con mis amigos. Y celebraré los cumpleaños y las navidades con los míos, con mi familia. 
Y de vez en cuando me dejaré arrastrar por las olas en alguna playa cercana. Y comeré en primavera fresones rojos, dulces, con azúcar por lo alto.
Y sacaré a Thor a pasear. Y leeré algún libro, en algún banco, en algún parque.
Me pondré mis auriculares y escucharé a Camarón, a Sabina y a la Filarmónica de Berlín.


Y por la noche, después de comprobar que está la luna allá arriba, en su sitio, me acostaré y dormiré plácidamente.





©Manuela Fernández. Todos los Derechos Reservados.

5 comentarios:

Genín dijo...

Casi nada...
¿Te parece poco?
Muchos millones de personas te envidiarían... :)
Besos y salud

Ricard Pardo dijo...

De eso se trata. Suele haber un mal entendido y demasiadas personas piensan que lo trascendente debe manifestarse con paranormalidades, situaciones extraordinarias, milagrerías, rituales exóticos y otras tonterías.
Demasiadas veces confundimos la cáscara con el fruto.
Celebro este post al cual solo añadiría la palabra "plenitud".
Vivir el aquí y el ahora con plenitud es un viejo consejo que nos llega de la espiritualidad oriental, pero que en definitiva es universal como el aire.
Dice:
Cuando comas, come. Cuando leas, lee. Cuando medites, medita. Cuando ames, ama. Cuando admires una puesta de sol, no busques la Luna. Cuando trabajes, trabaja. Descansa descansado y hazlo todo en el momento presente y en el lugar donde te encuentres.

Anónimo dijo...

No es poco, lo sabes bien, lo que dices. Desde luego una vida no da lo suficiente de sí como para disfrutar la mayoría de las cosas pero de las que nos quedan a mano que no nos prive nadie.

Un abrazo. Pedro, Goathemala.

Fina Tizón dijo...

Las grandes hazañas no suelen ser nunca las mejores. De las pequeñas cosas nace los buenos momentos.

Feliz finde, Manuela

Fina

Manuela Fernández dijo...

Genin, millones de besos para ti :)

Ricard, totalmente de acuerdo.

Goathemala, un gusto verte por aqui ¡¡¡¡¡

Fina, así es, la felicidad es el acúmulo de buenos momentos.