.

Textos y fotografías de una realidad donde nada es lo que parece
.
.
.

14 de noviembre de 2014

Calor en el parque

Desde el momento en el que le vi por primera vez me cautivó. Su porte, su firmeza al andar. Se acercó y envolviéndome con sus arrumacos me sedujo. Nos  fuimos a una zona más  discreta y allí, bajo la sombra de un árbol me dejé hacer. Fue el primero de nuestros  encuentros. Solo esperaba que fueran las 5 de la tarde para volver a sentirle. Pero a la semana dejó de acudir. Fruto de nuestra pasión vio la luz una hermosa criatura que se parecía mucho a él, pero  un día que yo le amamantaba me lo arrancaron de mi seno y  desapareció de mi vida. Después de unos meses de soledad y desesperación, volví a ver a mi amante furtivo,  paseaba por mi calle, yo aún le deseaba. Corrí hacia  él pero estaba muy cambiado, se quedó inmóvil, creo que ni siquiera me reconoció y preguntándome el porqué del cambio escuché a su dueño decir al mío: “Ya castré a mi perro, te doy la dirección…”



©Manly Todos los Derechos Reservados

8 comentarios:

Genín dijo...

Que lástima no poder repetir...
Besos y salud

Noxeus fotògraf dijo...

No me gusta el título; es demasiado meteorológico.

Jesús dijo...

Es lo que llaman amores perros

Fina Tizón dijo...

Emocionante relato, Manly. Parece ser que muchos canes no tienen derecho a liberar su caudal de amor y deseo. Ese perro de tu historia debió pensar: " que injusticias cometen con nosotros los humamos...
Un abrazo
Fina

Manuela Fernández dijo...

Genin, quizás sea más importante la calidad que la cantidad :)

Noxeus, es que cada cuerpo es un Universo, incluyendo sus cambios climáticos :) :)

Jesús, ya ves, también los amores perrunos tienen su "aquél" :)

Fina es que con los animales, incluso con aquellos que queremos, hacemos salvajadas a nuestro entero antojo. Esta historia es poco reivindicativo de ello.


.

Lirtea dijo...

a mi me ha parecido un relato fascinante y no me esperaba el final..sorprendente, como siempre en tus relatos.

Cucho Cruz (Edgardo Cruz Larenas) dijo...

Me encanta todo lo que escribes .... cada vez me sorprende más ....
Un abrazo

Manuela Fernández dijo...

Lirtea, me alegra te guste.

Edgardo, tus palabras son un honor para mi.