.

Textos y fotografías de una realidad donde nada es lo que parece
.
.
.

24 de octubre de 2014

Nuevo final para el Flautista de Hamelin

Apartados de sus familias, los niños crecieron sin los mimos de una madre, sin las carantoñas de un padre. Ante tal infelicidad,  siempre creyeron ser víctimas de la venganza del flautista, y así, una vez que fueron mayores le procesaron y  condenaron a pena de muerte.

Llegado el momento de la ejecución y como cualquier otro condenado, el flautista tuvo derecho a una última voluntad. El juez se temió lo peor: el reo pidió una flauta.



 ©Manly  Todos los Derechos Reservados.

2 comentarios:

Fina Tizón dijo...

Muy bueno!!! Como esas películas cuyo final siempre deja una puerta abierta para retomar la historia..; el cuento de nunca acabar...
Feliz finde, Manly

Manuela Fernández dijo...

Si, Fina, es que las historias escritas deben ser terminadas por la imaginación de quien las lee. Buen finde para ti también.