.

Textos y fotografías de una realidad donde nada es lo que parece
.
.
.

27 de septiembre de 2013

Abriendo ventanas

La felicidad pasó por delante de mi ventana y quise pillarla, estiré mi mano para detenerla pero iba demasiado rápida y no la alcancé. Llorando me retiré a una habitación interior, oscura, sin casi aire.

Esta habitación tiene una puerta que siempre permanece cerrada, da paso a un patio lóbrego, lleno de humedad. En mi ansiedad me dio por abrirla y pasar a este patio. En él unas cajas abandonadas se acumulaban contra una de sus paredes. De rabia que tenía me fui hacia ellas y empecé a tirarlas por todas partes, una tras otra: una caja, otra, otra más…, hasta que se quedó al descubierto un ventanuco con un cierre hecho de  maderas viejas y roídas. En mi estado de ánimo no podía dejar nada en pie, así que de una patada derrumbé todo el artificio. Se vio entonces la calle y agachándome salí como pude.

Fue cuando volví a verla, la felicidad, que dando vueltas alrededor de mi casa me buscaba.





©Manly

6 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Hola Manly.
Que la felicidad te abrace siempre.

Besos.

Genín dijo...

Por eso es vital que seamos inconformistas y nos cabreemos de vez en cuando, el que busca encuentra.
Cada vez que vengo a tu blog, solo con ver la foto, con la isla de Santa Clara y Urgull, me pongo de buen humor y mas de una vez me quedo ensimismado en mis recuerdos... :))
Besos y salud

Lirtea dijo...

Donde menos lo piensas te encuentras con algo bonito y que te llena.
Saludos

manly dijo...

Hola Toro Salvaje, mucho gusto de volverte a ver por aquí.

Genin, efectivamente la felicidad hay que buscarla, como todo en la vida.

Indiasena dijo...

¡Soberbio, felicidades!

Besos.

manly dijo...

Indiasena, me gusta que te guste :) :)