.

Textos y fotografías de una realidad donde nada es lo que parece
.
.
.

3 de junio de 2013

Génesis

Se le acercó un mendigo y le dijo:

-Jesús, sáname, nací ciego y no puedo ver la grandeza de tu creación.

Pero Jesús siguió su camino.

Al segundo día volvió a su encuentro:

-Jesús, sáname, nací ciego y no puedo ver la grandeza de tu creación.

Pero Jesús de nuevo siguió su camino.

Así hasta seis días. A la mañana del séptimo, el mendigo abrió sus ojos y pudo ver. Se vio rodeado de miseria y podredumbre. Maldiciendo a Jesús, golpeó sus ojos con una piedra hasta caer inconsciente. En su sueño vio una gran explosión y cómo millones de partículas se alejaban unas de otras en todas direcciones.



©Manly

7 comentarios:

Genín dijo...

Si es que no nos conformamos con nada...

¿Sabes que sigues teniendo las odiosas palabras para demostrar que no soy un robot?
Besos y salud

manly dijo...

Pero si las he quitado ¡¡¡

manly dijo...

Ahora si ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Ricardín de las Moscas dijo...

Eso le pasa a uno por pedirle cosas al Jesulín de Ubrique y no ir al oftalmólogo

manly dijo...

Ainss... Ricardín qué cosas tienes :)

Anónimo dijo...

Hello. And Bye.

manly dijo...

Pues lo mismo digo anónimo: hola y adíós, por qué llevarte la contraria :) :) pero yo le agrego saludos.